Una oda al otoño (e invierno) desde Almeida de Sayago

A finales del año pasado, Inés Marcos Romero, descendiente de Almeida de Sayago, nos envió este poema que escribió en una breve estancia en la localidad. Nos gustó tanto que decidimos publicarlo…

bermillo_niebla_instagram

Dos linternas oscuras

desafían a la niebla

buscando en las alturas

el verdor fugaz,

el verdor de primavera.

Mas el Otoño melancólico

ha sacudido ya las copas

y ha arañazo los brazos

despojándolos de sus hojas.

Camino, sepultados mis pies

en holocausto otoñal,

húmeda y fértil esencia

del renacer primaveral.

Camino, yertos nuestros cuerpos,

dándoos desde mi corazón

savia nueva, anhelo de Sol

y de libertad.