Sayago a través de los ojos de uno de los mejores fotógrafos de naturaleza

En 2024 cumplen 30 años de la publicación del libro «Sayago, el paraíso olvidado», una joya que refleja la fauna y flora de nuestra querida comarca

Carlos Sánchez Alonso nació en Medina del Campo (Valladolid). Fotógrafo y empresario ecoturístico ha sido uno de los mayores divulgadores de la tierra de Sayago, de la que se enamoró en 1985 cuando realizó su primera visita.

Fue tanta la fascinación que le causó Sayago que, de 1985 a 1988 la visitó todas las semanas de viernes a domingo, sin faltar ni una sola (invierno, verano, fiestas, vacaciones) sorteando compromisos y gripazos.

Sayago, paraíso olvidado: el inicio de un romance

portada del libro sayago paraiso olvidado de carlos m. martín y carlos sánchez dedicado a la naturaleza de la comarca de Sayago (Zamora, España)

Como él afirma en una reciente publicación en redes:

Recorrí todas las veredas, todos los valles, todas las riberas, cada uno de los pueblos, conocí a infinidad de personas de la comarca, hice grandes amigos de los cuales algunos aún conservo; otros ya fallecieron. Me fui empapando de estos paisajes, de su extraordinaria naturaleza, de sus gentes afables, de sus costumbres y tradiciones, de su impresionante legado en arquitectura tradicional, en definitiva, poco a poco me fui convirtiendo en un sayagués de adopción.

Transcribo aquí algunos de los fragmentos del bello prólogo escrito por Valeriano Hernández:

“…Sayago es un remoto lugar de la geografía española que pocos tienen la suerte de conocer. Ceñido por las aguas del Duero y del Tormes, por fortuna queda lejos de las rutas de los modernos exploradores sobre cuatro ruedas. Y sin embargo, Sayago es un tesoro de belleza natural escondido entre riberas, encinares y cortinas, que este libro descubre a los que aprecian cosas tales como la sombra de un árbol centenario, la charla incesante de los grillos o el aroma caliente del espliego…”

“…pero por encima de cualquier fugaz sensación estética, este libro transmite el deseo de proteger la riqueza natural que nos rodea, y nos hace conscientes del valor inestimable de eso que desgraciadamente a veces parecemos decididos a destruir…”

5 libros más sobre Sayago

Tras «Sayago, paraíso olvidado», Carlos Sánchez sigue la labor editorial en Sayago unido al maestro de Almeida, Juan Antonio Panero. Un plan de publicaciones ambicioso con el objetivo de recoger todas las faenas del campo y el ganado que no se veían en otras comarcas. Tras una tarea ingente de recopilación de documentos y testimonios se hicieron con un fabuloso acervo de canciones populares y entrevistas a curanderos, pastoras, cabreros, artesanos… conscientes del valor de recoger una forma de vida que, lamentablemente, iba desapareciendo.

Tras este ingente trabajo vieron la luz libros como “Sayago, Costumbres, Creencias y Tradiciones”, “Santuarios Rupestres y Espacios Sagrados Prehistóricos en Sayago”, “Canciones tradicionales de Sayago”, “Sayago, Historia, Arte y Monumentos”, “Por los Pueblos de Sayago”. Estos dos últimos títulos con la colaboración de José Luis Valdueza Morán, maestro jubilado residente en Fermoselle.

Colaboraciones con naturalistas

Junto con amigos y colaboradores reconocidos naturalistas como Joaquín Sanz Zuasti, María Santos, Patricio Bariego, Luis Delgado, Elisa y Álvaro Carricajo ha editado la “Guía de la Fauna Vertebrada de los Arribes del Duero”, la “Guía de la Flora silvestre de los Arribes del Duero” y “Usos, Tradiciones y Conocimientos de las Plantas por las Gentes de Sayago”.

Miles de horaS de trabajo por preservar el patrimonio natural y humano de Sayago

Se trata de obras que se publican tras cientos de horas de trabajo con el objetivo de dar a conocer los valores que atesora la Comarca de Sayago convencido como Carlos Sánchez Alonso está de la necesidad de conservar y preservar el patrimonio natural y humano de la comarca de Sayago.

SAYAGO EN LOS ÚLTIMOS 20 AÑOS

Mucho ha cambiado Sayago desde aquellos años a nuestros días, sobre todo en el aspecto humano. El abandono de los pueblos por la gente más joven por falta de oportunidades laborales adecuadas a nuestros tiempos, ha propiciado que la comarca se haya despoblado paulatinamente, hasta alcanzar cifras bajísimas, cifras incluso inferiores a regiones como Laponia o Siberia. Y con el abandono, la pérdida cultural, la falta de empatía con la comarca, y el desmoronamiento de arquitecturas centenarias, provoca la desprotección ante los nuevos especuladores del siglo XXI.

El cambio climático que sufre el planeta es una tesis incuestionable, con consecuencias devastadoras para el medio ambiente, siendo el problema más grave que se cierne sobre la humanidad y está producido como consecuencia de un estilo de vida no sostenible. Para combatir esta amenaza surgen las energías verdes como por ejemplo los parques eólicos o las plantas fotovoltaicas, y ¿quién podría estar en contra de ello?, aparentemente nadie, pero el problema no es el sistema sino cómo y dónde se instalan estas infraestructuras. Proyectos de cientos de millones de euros de inversión emboban a mandatarios locales, que con muy poca visión de futuro se dejan llevar por el supuesto maná que ofrecen los nuevos salvadores del medio rural. Sayago no podía quedar al margen de esa tentación para las empresas energéticas, que cotizan en las principales bolsas del mundo y donde sus dirigentes, que se encuentran a miles de kilómetros de aquí, se reparten la piel de esta bendita tierra como si fueran lobos hambrientos y despiadados, con el único interés de que sus construcciones comiencen a parir euros lo antes posible.

EL MES DE MAYO EN SAYAGO

Estamos en el mes de mayo, en una primavera particularmente florida, el milagro de las estaciones de nuevo ha conseguido arrancar la vida al corazón pétreo de Sayago y un tapiz multicolor decora el paisaje sayagués. La historia de esta comarca, la de sus habitantes a lo largo de los siglos, de su enorme patrimonio cultural y natural heredado, hace necesaria una reflexión sobre el futuro de Sayago y de los sayagueses para que así puedan decidirse las políticas más adecuadas en beneficio de toda la comunidad, adecuando de forma armoniosa la relación humana con el entorno, con fórmulas inocuas al medio ambiente, que es lo mismo que decir FUTURO.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.