Fallece Jesús Santiago Panero, referente cultural de Bermillo e impulsor de la Asociación Cultural La Mayuela

Maestro e historiador del arte, ayudó, con su labor callada al resurgir cultural de Bermillo de Sayago. Revitalizó las funciones teatrales que tanta fama tuvieron a mediados del siglo XX y, en los últimos años, fue el alma mater de La Mayuela.

Jesús Santiago Panero “Cuqui” / Foto cedida por La Mayuela

Paseando por Bermillo, casi siempre, con un libro en sus manos… Jesús Santiago era un sabio, un hombre del Renacimiento encarnado en un sayagués modesto, de labor callada (y fructífera) y alérgico cualquier tipo de protagonismo.

Nació en Bermillo en abril de 1942. Su padre, militar, estaba destinado en el destacamento de Ronda pero, cuando su mujer María, contaba los días para dar a luz, viajó hasta Bermillo para traer al mundo a su primogénito.

Más adelante, llegaron otros destinos para su padre y, en la adolescencia, se asentó en Barcelona. Estudió magisterio, pronto aprobó la oposición y le destinaron a la campaña de alfabetización de adultos en el barrio de Baró de Viver. Le correspondió un barrio extremo aquejado de todos los males de la sociedad contemporánea (paro, drogas, etc.). Al poco tiempo, pidió excedencia en el Magisterio y enfocó sus esfuerzos en la creación de una Escuela Patronato Nuestra Señora de la Esperanza, lugar donde se jubiló en 2002.

A pesar de la lejanía, Jesús siempre mantuvo la unión con su Bermillo natal. Y, poco a poco, fue promoviendo el resurgir del teatro en la localidad. Todas las noches de verano, los jóvenes (y no tan jóvenes) pasaban un rato en la antigua cárcel, ensayando y memorizando los papeles que, posteriormente, representarían pasadas las fiestas de Agosto. Muy recordada es la representación de la Venganza de Don Mendo, donde actuaron casi 40 actores. El homenaje a Lorca, los monólogos del Club de la Comedia. La Casa de Bernarda Alba…

“Yo pienso en sayagués”

Pintura de Jesús en su Exposición “El color de Sayago”

El teatro unió a la gente. Ávida de una programación cultural en el pueblo. Y, con el paso de los años, se fue tejiendo una extensa red de colaboradores de todas las edades, dando lugar a la Asociación Cultural La Mayuela.

Acabadas las fiestas, la asociación despliega un elenco de actividades para todos los públicos: exposiciones, representaciones en vivo, magia, arte en la calle, muestras de fotografía, juegos infantiles, conferencias y la decoración de calles y plazas…

Pero su actividad no paraba durante el año. Impartía cursos de caligrafía, organizaba visitas culturales y, sobre todo, pintaba. Conocía al dedillo la historia de Bermillo fruto de su ingente tarea de bucear en archivos eclesiásticos tanto en la comarca como en Zamora capital.

Se va un hombre modesto, cabal, ajeno a cualquier tipo de polémica, que ayudó con su labor al resurgir cultural de Bermillo de Sayago. Su legado perdurará y su nombre, en el Centro Cultural de la localidad. Querido Cuqui, descansa en paz. Los que nos quedamos, te vamos a echar muchísimo de menos.

Pregón inaugural de La Mayuela a cargo de Jesús Santiago (30/07/2011)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .